Novamen | 5 Errores Frecuentes Que Debes Evitar En Tu Currículum
12771
single,single-post,postid-12771,single-format-standard,mkd-core-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,burst-ver-1.1, vertical_menu_with_scroll,smooth_scroll,blog_installed,wpb-js-composer js-comp-ver-4.8.0.1,vc_responsive
 

5 Errores Frecuentes Que Debes Evitar En Tu Currículum

shutterstock_290817947 (1)

A la hora de escribir un CV siempre entran dudas sobre qué aspectos destacar, si debe ser largo, corto, llamativo, etc. Lo cierto es que no existe una fórmula perfecta para elaborarlo pues, dependerá mucho de las preferencias del entrevistador. Y cada vez es más complicado pues, en un mercado laboral muy competitivo todos queremos impresionar.

Sin embargo, en ocasiones es peor el remedio que la enfermedad y queriendo hacernos ver, cometemos errores sin darnos cuenta. Por este motivo, le mostramos las 5 cosas de las que presumimos en el CV pero que en realidad son errores garrafales.

1. Palabras grandilocuentes:
Todos queremos parecer inteligentes, cultos, con dotes comunicativas y un vocabulario rico. Pero a veces, este no es el mejor método para demostrar la inteligencia pues, produce el efecto contrario e incluso en un intento por quedar bien utilizamos de forma errónea las palabras poniéndonos en evidencia. Y es que ya se sabe, dime de lo que presumes…

2. Descripciones demasiado largas sobre la experiencia previa:
No es necesario nombrar cada una de las tareas desempeñadas en anteriores puestos de trabajo, de hecho, el entrevistador agradecerá que ofrezca solamente los puntos más relevantes que añaden valor a su candidatura y le hacen válido para el puesto que solicita. Resuma, enumere, cuantifique y simplifique. Lo bueno si breve, dos veces bueno.

3. Largas listas de trabajos anteriores:
La cantidad no siempre es calidad. Limítese a nombrar los 3 puestos más recientes y relevantes para la candidatura a la que aplica. Al entrevistador no le interesa su trabajo de verano en el chiringuito de la playa así que céntrese en destacar los empleos desempeñados que puedan ser relevantes para el entrevistador.

4. Enumerar habilidades tecnológicas que todo el mundo tiene:
Quizá en los inicios de la tecnología, cuando los ordenadores eran unas máquinas complejas y extrañas y las máquinas de escribir estaban a la orden del día, hubiese sido relevante destacar su dominio de Microsoft Office. Pero actualmente es mejor que se decante por mostrar ciertas capacidades que le distinguen del resto de candidatos.

5. Hobbies:
Lo cierto es que este punto es algo polémico. Hay quien opta por incluir por ejemplo trabajos como voluntario que pueden transmitir ciertos valores importantes para las empresas hoy en día. Sin embargo, otros como presumir de ser coleccionista de cromos no tiene cabida en una entrevista de trabajo. De todas formas, ante la duda, elimínelo.

 

Fuente:
1. Marketing directo. Madrid 2015. http://ow.ly/W2n6e 
Sin comentarios

Déjanos tu comentario